La Tecnología de Posicionamiento ofrece una infinidad de posibilidades a la hora de retener una puerta, tapa o panel. Esta amplia variedad nos permite adaptarnos a casi cualquier necesidad pero. ¿cómo elijo la bisagra correcta?

Seleccionar la bisagra correcta con el par correcto

La más común también es la más simple: la bisagra estándar de giro libre para abrir y cerrar, sin resistencia. Requiere que las personas ejerzan toda la energía necesaria para abrir o cerrar un panel o utiliza la gravedad para completar la misma operación.

Más allá de este dispositivo básico, la tecnología de posicionamiento se puede dividir en cuatro categorías principales según el tipo de par y el movimiento controlado que suministran.

Par constante: permite que el dispositivo se sostenga de forma segura en cada posición a lo largo del rango de movimiento.

Detención y biestable: estas bisagras  son capaces de retener en una o varias posiciones específicas, como 90 grados, a lo largo de su recorrido

Amortiguación: bisagras que controlan la velocidad del movimiento automáticamente, sin retener: la bisagra completa su recorrido de forma suave y segura.

Contrapeso: la tecnología Counterbalance® permite que objetos pesados como tapas o carenados ​​se puedan abrir y cerrar con menor esfuerzo gracias a su asistencia al levantamiento. Al ser un sistema mecánico, no requiere mantenimiento y presenta una vida útil muy superior a la de los resortes de gas.

Aunque muchas aplicaciones requieran solo un tipo de bisagra, estas diferentes categorías también se pueden combinar en bisagras que brindan opciones de posicionamiento multifuncional en un solo dispositivo.

Par o torsión constante: seguridad en cada posición

Las bisagras de torque continuo proporcionan un movimiento intuitivo, de modo que la cantidad de esfuerzo para moverlo es suficiente para responder al movimiento deseado. Sin embargo, se mantiene firme frente a interacciones más casuales o táctiles. Un buen ejemplo puede ser un monitor de pantalla táctil en un TPV, como en este caso de éxito.

Una bisagra de par constante que conecta el monitor a la base permite  al usuario inclinar el monitor hacia arriba y hacia abajo para una visualización e interacción óptimas. Se pueden tocar los iconos en la pantalla sin que la pantalla se mueva de la posición deseada.

Además, una de las grandes ventajas de la torsión constante es que no requieren mantenimiento ni ajustes a lo largo de su elevada vida útil.

Si bien esta tecnología lleva implantada varios años, se siguen desarrollando nuevas innovaciones. Las bisagras de par constante de un solo sentido, por ejemplo, proporcionan un par constante en una sola dirección de movimiento contra la gravedad, mientras que proporcionan un movimiento de giro libre en la otra. Este tipo de producto puede ser útil en aplicaciones como gabinetes de almacenamiento con puertas grandes. Al eliminar la fricción de la bisagra en una de las direcciones se permite una apertura sencilla, mientras que la resistencia aplicada en la dirección contraria asegura que no se moverá una vez abierta. También se sigue innovando con materiales que hacen que el producto sea más ligero y competitivo sin perder calidad, como estas versiones plásticas

Uno de los valores añadidos de las bisagras de fricción es el factor diferencial que aportan en aplicaciones destinadas a los transportes, como los reposacabezas en autobuses, trenes y aviones

Bisagras de retención y biestables: retención prefijada firme y sencilla

Las bisagras de retención proporcionan un movimiento muy específico y de retroalimentación táctil: la puerta se abre y se bloquea en un ángulo preestablecido, generalmente con un «clic» distintivo que se puede sentir. Estos tipos de bisagras a menudo son útiles para puertas de armarios u otros dispositivos que deben mantenerse abiertas para permitir el acceso a su interior. Las tecnología de retención requiere que el usuario siga moviendo el dispositivo hasta que alcance la posición correcta para el entorno de trabajo, por ejemplo, un ángulo preestablecido de 90 grados.

Las bisagras biestables son una variante de las bisagras de retención convencionales. Contienen un mecanismo de resorte incorporado que conduce automáticamente la puerta o el dispositivo al ángulo predeterminado una vez que la puerta está abierta. Esta funcionalidad es útil para puertas, paneles de acceso o cubiertas que deben abrirse en un ángulo mínimo para facilitar el acceso o para evitar colisiones con el equipo circundante.

Bisagras de amortiguación: apertura controlada

Cuando una puerta o compartimento utiliza una bisagra amortiguadora se mueve de manera constante y suave a la posición abierta o cerrada en lugar de abrirse de golpe o requerir que el usuario la cierre completamente. Este movimiento suave y constante se está volviendo ampliamente preferido en una serie de aplicaciones de alta gama, como los interiores de automóviles, donde el usuario espera una experiencia más intuitiva. Para elementos como compartimentos de almacenamiento, puertos USB y otros compartimentos que se abren y cierran, las bisagras de amortiguación se suman a la impresión de un interior de alta tecnología y diseño fino, un elemento crucial que buscan muchos diseñadores.

Contrapeso: mover objetos pesados ​​con un mínimo esfuerzo

Las bisagras de contrapeso Counterbalance® expanden el continuo de torque al permitir que puertas y paneles pesados ​​se abran y muevan fácilmente. Incorporan mecanismos de resorte que almacenan energía cuando la puerta o el panel están cerrados. Al abrirse, la energía se libera y equilibra el esfuerzo requerido para mover el panel a través de su rango de movimiento a una posición completamente abierta, donde queda retenida con firmeza y seguridad

Para aplicaciones en las que los operadores abren y cierran puertas pesadas de manera rutinaria (fotocopiadoras industriales, impresoras 3D o carenados de maquinaria, por ejemplo), la tecnología de contrapeso puede ayudar a reducir la fatiga y mejorar la eficiencia del usuario. Por ejemplo, una puerta con una bisagra simétrica de torque puede requerir unos 25 kilos de esfuerzo para abrir desde completamente cerrada hasta 90 grados de apertura. Utilizando una bisagra de contrapeso, la energía requerida para abrir la puerta se puede reducir a menos de 1,5 kilos. Para ofrecer una mayor versatilidad, la mayoría de referencias que incorporan esta tecnología trabajan en un rango de N.m que puede ajustarse para conseguir el desarrollo de movimiento deseado. 

En el pasado, para permitir la apertura de puertas más pesadas, los diseñadores incorporarían puntales de gas u otros dispositivos, que son propensos a problemas técnicos y fallas a lo largo del tiempo, para proporcionar la elevación adicional. Las bisagras Counterbalance® ahora proporcionan una solución más longeva, económica y de un solo dispositivo. Y las nuevas códigos de Southco CB pueden incorporar un pestillo para soportar la apertura emergente: cuando se abre la puerta se levanta unos pocos grados, lo que permite al usuario final un agarre más firme del panel cuando intenta moverlo a la posición deseada.

Además, estas bisagras permiten retener firmemente la puerta o tapa en un amplio rango de ángulos y en los grados finales se cierre de forma amortiguada, contribuyendo así a la seguridad al evitar atrapamientos accidentales.

Puedes conocer mejor estas bisagras en este enlace o viendo el siguiente vídeo.

La diversidad de opciones hacen que nuestro porfolio tenga la solución perfecta para cualquier aplicación de los más de 26 sectores industriales en los que trabajamos

¿Aún te queda alguna duda sobre la bisagra que necesitas? Contáctanos o, si lo prefieres, llámanos al 902 36 15 02

Escrito por Global-Dtech

Global Design Technologies es distribuidor autorizado de las soluciones de Southco, Sugatsune, Accuride y KIPP en España. Nuestras marcas son líderes en sus respectivos segmentos y elaboran productos de altísima calidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.